Técnicas probadas que te ayudaran a mejorar tu estilo de vida

 De Regreso después de un tiempo sin publicar, pues tome la decisión el año pasado de casarme y después de unos pocos meses, D-os bendijo mi hogar con una hermosa niña, pero ella será tema de otro artículo más a delante. Ahora les quiero comentar de los inconvenientes que tuvo mi hermosa esposa durante el embarazo y además de algunas recomendaciones de que Alimentos Saludables deberían consumir en el Embarazo y cuales Alimentos No Saludables deberían evitar.  Digo deberían pues pienso que los hombres también debemos pensar que estamos embarazados y así comprender mejor el cambio de ánimo de nuestras parejas y cuidar de igual forma a ese bebe que viene a este mundo.

Ya sea que estén embarazados o que planeen embarazarse, desearán que su bebe empiece por nacer sano.

El embarazo, gestación o gravidez significa el periodo comprendido entre la fecundación del ovulo por el espermatozoide y el parto.

Desde las primeras semanas del embarazo se producen una serie de transformaciones en el embrión que darán origen, en primer lugar, a la formación del corazón y vasos sanguíneos.  Ya en el día 20, el corazón comienza a bombear sangre hacia los vasos sanguíneos, que por medio del cordón umbilical será transportada a la placenta; por aquí recibirá también la sangre materna.

La formación de los distintos órganos se completa a los 70 días, a partir de la concepción, con excepción del sistema nervioso central, que continua desarrollándose durante todo el embarazo.

La mayoría de los defectos que puede presentar el recién nacido, se producen durante las primeras 12 semanas, y de ahí la importancia de proteger a la madre contra una serie de peligros capaces de ejercer una influencia nociva sobre el feto, como son las infecciones, ingestión de medicamentos, alimentación, etc.

Aunque a veces parezca que el embarazo y el parto puedan ser difíciles, no hay razón alguna para preocuparse.  La naturaleza y el moderno cuidado médico han reducido al mínimo los riesgos y los dolores de la maternidad.

Lo que sí es importante es que la futura madre comience a cuidar – desde el instante en que conoce su embarazo – de sí misma y de su futuro hijo o hija.

Hay una serie de cuidados elementales que conviene ir desarrollando. Por ejemplo, es universalmente aceptado que fumar es peligroso para la salud de las personas adultas, por una amplia variedad de razones, que ampliare en otro artículo.  Fumar durante el embarazo es, pues, menos aconsejable que en cualquier otro momento.  Está comprobado que las madres que son fumadoras habituales tienen hijos más pequeños que aquellas que no lo son.  Es indudable que fumar un cigarrillo de vez en cuando no tendrá importancia.  Pero sí la cantidad es notable y el hábito está muy arraigado, convendrá hacer el esfuerzo de reducirlo al mínimo, para evitar todo aquello que pueda perjudicar una nueva vida, esposo en este momento es donde debes brindarle tu más sincero apoyo.

Idénticas observaciones hago respecto al consumo del alcohol en las bebidas, declaramos las bebidas con alcohol, como Alimentos No Saludables en el Embarazo.  Beber con moderación puede ser inofensivo o incluso proporcionarte un agradable efecto tranquilizante, pero una cantidad excesiva de alcohol puede afectarte el funcionamiento del hígado y consecuentemente perjudicar a tu hijo.

Madre, es importante vigilarte el peso durante el embarazo.  Una futura madre no debe necesariamente cambiar drásticamente su dieta alimenticia normal, pero conviene recordar que el niño o niña que está en tu seno crece con rapidez y necesitaras alimentos saludables que te proporcionen las reservas de energía necesarias y con una adecuada mezcla y compensación entre ellos.  Como norma, pueden seguirse los principios de una alimentación saludable variada y rica en los principios energéticos y reconstructores que necesita el cuerpo.  Pongo un poco de énfasis en que esta alimentación saludable sea suficientemente variada y rica en vitaminas, proteínas y elementos minerales.  Es una buena costumbre que una madre gestante beba leche diariamente, a fin de ir incorporando el calcio que necesita el crecimiento de los huesos y dientes del niño o niña.  Si no te agrada la leche, puedes sustituirla por queso en sus variadas formas.

Debe vigilarse, también, la ingestión de alimentos no saludables como son los excesivamente grasos para evitar el tener un problema de aumento excesivo de peso.

Más alimentos saludables: Los huevos son muy nutritivos y los alimentos que contienen vitaminas como el hígado y las verduras y vegetales frescos deben comerse con regularidad. Asimismo el pescado marino aporta importantes ingredientes como es el omega 3.

Adicionalmente, como tu cuerpo está cambiando para adaptarse a tener el bebé, puedes sufrir muchos síntomas nefastos, que pueden contrarrestar de alguna manera con los buenos hábitos alimenticios.  Y por tal motivo, se pueden presentar algunas complicaciones del embarazo como son:

–          Anemia.  La anemia, es muy frecuente durante el embarazo, se debe en gran parte a una deficiencia de hierro.  Como mujer, al menstruar, pierdes sangre y con ella hierro.  Si este no se repone con los alimentos o con su administración directa, al producirse el embarazo y aumentar con él la necesidad de este mineral, puede traer como consecuencia el desarrollo de una anemia.  Las recetas de jugos que te recomiendo son:

  1. 3 onzas de Extracto de pepino cohombro, 2 onzas de extracto de repollo morado, 4 hojas de remolacha y 1 manzana verde; esta mezcla es rica en ácido fólico y vitamina k.
  2. 3 onzas de extracto de brócoli, 3 onzas de extracto de coliflor, 4 onzas extracto de naranja 2 hojas de berro; esta mezcla es alta en hierro, vitamina C y ácido fólico.
  3. 6 onzas de extracto de remolacha, 6 onzas de extracto de zanahoria; alto en ácido fólico y en hierro, reactiva las células rojas y llena el cuerpo de oxígeno.
  4. Jugo de sandía o patilla; el jugo de patilla ayuda a reducir la retención de agua que puedes sufrir en la parte final del embarazo, además debes reducir el consumo de sal.

–          Hiperémesis Gravídica.  Emesis quiere decir vómito.  Los vómitos en las embarazadas son muy frecuentes y en ellos el componente psíquico tiene un papel decisivo.  Habitualmente son controlados sin ningún peligro para la mujer.

 

La hiperémesis, por el contrario, es una complicación grave del embarazo, que se caracteriza por náuseas y vómitos abundantes que pueden ocasionar la deshidratación y acidosis de la madre.  Debe consultar a un médico de inmediato si presenta:

  1. Presencia de sangre en el vómito.
  2. Dolor abdominal severo.
  3. Dolor de cabeza y rigidez en la nuca
  4. Signos de deshidratación, tales como boca seca, frecuencia urinaria escasa y orina oscura.

Las recetas de jugo que te recomiendo son:

  1. Agua de jengibre: Ayuda a calmar el estómago y la náusea.
  2. 3 onzas de jugo de banano o guineo, 3 onzas de jugo de manzana; alto en potasio y magnesio que calman el estomago
  3. Té de menta: es bueno para evitar las náuseas

Espero te sea de gran ayuda en tu embarazo, si lo estás o no.  Déjame un comentario y se te parece una gran información que tal si ahora mismo lo compartes con una amiga o amigo que creas que le puede servir.

Tu Amigo,

José Morales Altamar

¡Acompañándote en el Camino a un Mejor Estilo de Vida!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: